Búsqueda

4 feb. 2014

Objetividad es "subjetividad colectiva consensuada"

  “Tomar las cosas demasiado en serio, como si existieran substancial o permanentemente, está considerado una herejía -en el Zen-” (Shunryu Suzuki).

  Pero esto sólo se comprende íntimamente, vivencialmente, una vez se ha realizado shamadi. Pues shamadi es la experiencia del Vacío (o ausencia de substancia); es la experiencia de la comprensión “íntima” de que el significado de las cosas no está realmente ahí fuera adherido a ellas, sino que éste se lo imprimimos nosotros “mentalmente / intelectualmente”; la comprensión íntima de que ni tan siquiera las cosas están ahí como “cosas”… 

  Primero objetivamos o nominamos -creamos la “idea del objeto” (la cosa) en nuestra mente colectiva-; esto es la “objetividad”. Y luego subjetivamos o adjetivamos -coloreando cada cual a su manera dicha idea, confiriéndole atributos personales-; esto es la “subjetividad”.
En realidad, ambas, tanto objetividad como subjetividad, podrían considerarse “subjetividad” en tanto que ambas son en esencia operaciones mentales; con la salvedad de que la objetividad sería una especie de “subjetividad colectiva consensuada” mientras que lo que comúnmente se entiende por subjetividad, sería una “subjetividad individual y propia”.

   Obviamente, hay una especie de sustrato absoluto ahí fuera, pero lo que sabemos de Ello es sólo “interpretación mental” (mítica o racional) de ese Ello. Ello innominado que es no diferente de Shamadi, que es no diferente de Yo, que es no diferente de Ahora; que es Subjetividad Absoluta que emana de la Gran Mente o no-mente, distinta, por tanto, a las subjetividades relativas (como objetividad y subjetividad convencionales) que emanan de la mente ordinaria… Subjetividad Absoluta que es Conciencia Pura por todas partes, a modo de  Luz Viva que todo lo penetra.